ADVERTENCIA


Si se quieren ver todos los capítulos, basta con pulsar en el archivo año 2009, allí aparece "octubre" y en ese mes están casi todos los capítulos anteriores. Los otros primeros ocho se encuentran en el 2010.

TODAS LAS FOTOS DE ESTE BLOG SON PROPIEDAD DE JORGE EDUARDO LASTRA NEDWETZKI. NO SE INCLUYEN LAS REPRESENTACIONES DE FILÓSOFOS NI LA DE LA CRUZ AL COMIENZO, EN EL LADO IZQUIERDO DEL BLOG.

Normalmente cuando se introduce en el blog un capítulo nuevo, se pone y deja en primera línea durante unos días, luego se sitúa en el lugar que le corresponde de acuerdo a su numeración.


Para quienes buscan: El desarrollo del pueblo de Dios (Israel). Está en el blog Pateremon 4, entrada 17.


INTRODUCCIÓN



EL libro: "CONOCER Y SER" (002.00) fue comenzado a escribir el día 18 de Marzo de 2008. Es una especie de resumen de todas las experiencias filosóficas con las cuales he tenido contacto, tanto en los estudios formales como en las “meditaciones” que las enseñanzas de la vida y la naturaleza me permitieron “seguir”. Ha sido un largo camino, donde no han estado ausentes: las alegrías, el sufrimiento, la contemplación de realidades y hechos hostiles, así como la caridad y el amor de muchos seres que cruzaron por mis senderos y pisaron los caminos por donde iba. Se juntaron muchas cosas: pensamientos, palabras, rebeliones, cantos, lágrimas y algunos “amores” para poder distinguir los trazos de aquello que puede llamarse “filosofar” o formas de interpretar el conocer de mí mismo y de lo que me rodea. Pero, al fin, la síntesis se dio y he aquí, aquello que puedo recordar.


El libro: "SOBRE LA VERDAD" (003.00) empezó a ser escrito el día 22 de Agosto de 2014, en Salvaterra de miño, donde resido desde el 26 de noviembre de 2013.

Es una profundización sobre la verdad que se sustenta en en la Question 16 de la primera parte de la "Suma Teológica" de Sto Tomás de Aquino que tiene por título esa misma expresión: "Sobre la Verdad". La cual se divide en los siguientes artículos:

Questión 16 "Sobre la verdad"




003.01 EL PROBLEMA.









003.01 EL PROBLEMA

Pareciera que la cuestión es “fácil” de resolver si nos atenemos a la filosofía Aristotélica-Tomista; pero la distancia en tiempos y conocimientos entre las “determinaciones” filosóficas de ambas escuelas y los tiempos que vivimos, presentan una serie de preguntas y formas de pensar sobre la materia, la vida, el espíritu y la dimensión del conocer humano que han establecido unas características de conocimiento que no estaban presentes en aquellos lejanos tiempos, tanto de Aristóteles, como de Santo Tomás.
La afirmación tomista en el artículo 1 de la Question 16: “Lo verdadero y lo falso no están en la cosas sino en el entendimiento” (1), hay que entenderla en cuanto a la verdad en nosotros los seres humanos y de la definición Aristotélico-Tomista: “verdad es la adecuación entre objeto y entendimiento.”(2) Osea si bien lo verdadero está en el ser de todo lo que es, la captación de la verdad de los seres por nosotros, depende de las “especies inteligibles” que nuestro entendimiento extrae de las imágenes sensibles de las cosas. Agustín habla de la verdad del objeto, excluyendo de este tipo de verdad, su relación con nuestro entendimiento. Pues lo accidental queda excluido de cualquier definición” (3). Además vemos que dice Santo Tomás la frase:de este tipo de verdad” luego hay varios tipos de verdad; lo cual aclarará en otros textos cuando se refiere a la Verdad metafísica.
En realidad en las cosas no hay verdad ni falsedad, en el sentido humano, pues lo que ES, es verdadero “per se” al existir; pues cuando se habla de verdad en el sentido de lo humano hablamos de la “captación”, en las imágenes sensibles que nos aportan los sentidos externos sobre todo, de “especies inteligibles” (4) en los seres de toda especie, incluidos los seres no materiales, cuando tenemos o algunos tienen su “encuentro” con ellos. Aunque los seres de esa dimensión, para la mayoría de los seres humanos, son producto de la creencia o fe y no de la “captación” de su realidad por los sentidos del cuerpo. Recuérdese que para la filosofía Tomista: “Nada está en el intelecto que primero no haya sido captado por los sentidos” ( traducción libre ) o si se quiere: ."nada hay en el intelecto que no haya estado antes en los sentidos" (Nihil est in intellectu, quod prius non fuerit in sensu) (5)
La especie inteligible, se obtiene al contacto con los diversos seres y si bien en ellos no está la “verdad del intelecto” si se mantienen como fueron “captados”, son interpretados por el entendimiento (mediante el intelecto agente) llevando al acto la potencia cognoscitiva y así, al reflexionar sobre si mismo, nuestro conocimiento determina la verdad de los seres. Pero ¿esa verdad es la totalidad de lo verdadero en el ser u objeto o fenómeno que sucede y es “captado” por nuestros sentidos? Evidentemente no es la totalidad de las posibilidades de verdaderas de ningún ser, objeto o fenómeno externo y también interno, lo que determina la parcialidad del conocimiento humano de los seres. No, es su verdad en cuanto la “captación” que nuestro intelecto “hace” de lo “captado” (especies inteligibles) (6). En este caso la verdad es la totalidad de lo “percibido realmente” en nosotros, en cada uno de nosotros. Lo cual tiene carácter universal en sí mismo, no en la realidad que nos envuelve. Y a la vez, por semejanza, es universal en todas las mentes pues todos conciben de manera similar lo universal de las cosas, aunque con características individuales. La pretendida universalidad de las premisas universales no es tal ni en la realidad ni en nuestro conocer, en cuanto a uniformidad e igualdad o si se quiere totalidad, en todas las mentes de cada hombre-individuo (para diferenciarlo del género hombre general que no existe sino en la realidad del intelecto). Pareciera que la visión platónica de las Ideas, subsiste en el acervo intelectual de muchos filósofos de manera subconsciente, ya que si el entendimiento conoce a partir de los datos de los sentidos y ese mismo entendimiento “viene” “cum tabula rasa” a la existencia, los conocimiento de las ideas “se realizan al modo y manera de ser del que conoce”(5) y esto señala la individualidad donde la “esencia” de las cosas humanas, en cuanto al conocimiento, se realiza. Y como la individualidad de cada uno no es igual a ninguna otra, al negar la existencia de ideas a priori, no pueden ser iguales, sino semejantes en cada uno de nosotros. La teoría platónica es eso: una teoría para destacar la unicidad esencial del conocimiento humano; pero no es propia de una “especie” cuyos individuos son personas singulares con similitud en los procesos cognitivos pero nunca, repito nunca, iguales o absolutamente iguales; no en nuestra manera de conocer la realidad que nos rodea y somos; pues eso supondría que fuéramos absolutos en el ser y no somos seres absolutos bajo ninguna circunstancia. Entendiendo como absoluto el conocimiento total de todo el Ser, cada ser y cada acto de los seres: cosa solamente propia de Dios. (7)
_______
    1) Q.16, a.1, Contra esto.
    2) Q.16, a 1, Respondo.
    3) Q.16, a 1, A las objeciones
    4) Q.16, a.4
5) Máxima escolástica.
6) http://hjg.com.ar/sumat/a/c84.html

Ver también los siguientes “Link”:

No hay comentarios:

Publicar un comentario