ADVERTENCIA


Si se quieren ver todos los capítulos, basta con pulsar en el archivo año 2009, allí aparece "octubre" y en ese mes están casi todos los capítulos anteriores. Los otros primeros ocho se encuentran en el 2010.

TODAS LAS FOTOS DE ESTE BLOG SON PROPIEDAD DE JORGE EDUARDO LASTRA NEDWETZKI. NO SE INCLUYEN LAS REPRESENTACIONES DE FILÓSOFOS NI LA DE LA CRUZ AL COMIENZO, EN EL LADO IZQUIERDO DEL BLOG.

Normalmente cuando se introduce en el blog un capítulo nuevo, se pone y deja en primera línea durante unos días, luego se sitúa en el lugar que le corresponde de acuerdo a su numeración.


Para quienes buscan: El desarrollo del pueblo de Dios (Israel). Está en el blog Pateremon 4, entrada 17.


INTRODUCCIÓN



EL libro: "CONOCER Y SER" (002.00) fue comenzado a escribir el día 18 de Marzo de 2008. Es una especie de resumen de todas las experiencias filosóficas con las cuales he tenido contacto, tanto en los estudios formales como en las “meditaciones” que las enseñanzas de la vida y la naturaleza me permitieron “seguir”. Ha sido un largo camino, donde no han estado ausentes: las alegrías, el sufrimiento, la contemplación de realidades y hechos hostiles, así como la caridad y el amor de muchos seres que cruzaron por mis senderos y pisaron los caminos por donde iba. Se juntaron muchas cosas: pensamientos, palabras, rebeliones, cantos, lágrimas y algunos “amores” para poder distinguir los trazos de aquello que puede llamarse “filosofar” o formas de interpretar el conocer de mí mismo y de lo que me rodea. Pero, al fin, la síntesis se dio y he aquí, aquello que puedo recordar.


El libro: "SOBRE LA VERDAD" (003.00) empezó a ser escrito el día 22 de Agosto de 2014, en Salvaterra de miño, donde resido desde el 26 de noviembre de 2013.

Es una profundización sobre la verdad que se sustenta en en la Question 16 de la primera parte de la "Suma Teológica" de Sto Tomás de Aquino que tiene por título esa misma expresión: "Sobre la Verdad". La cual se divide en los siguientes artículos:

Questión 16 "Sobre la verdad"




002.08 COMPARACIÓN.



Por un lado compartimos con los animales “mentaloides” la capacidad y la manera, más o menos similar, de “hacer” imágenes. Pero el proceso que dichas imágenes “sufren” en nuestro interior es diferente y de mayor nivel que el de las otras especies. Esta afirmación tiene su base en el resultado de las obras y actos que el ser humano desarrolla en comparación con el de las otras especies “mentaloides”; incluidos los grandes simios y los delfines o los cetáceos en general que tienen el cerebro más grande de todos los seres en la naturaleza. La explicación de esta diferencia no es simple y cualquier respuesta siempre será limitada. Pero peor sería no dar ninguna y quedar en la ignorancia.

En los últimos años diferentes experimentos de cognición animal, han dado resultados asombrosos, en cuanto a nuestras ideas sobre el conocimiento en los animales; demostrando el alto grado de “inteligencia” que tiene especies como los loros, los pulpos, los perros, los delfines y cetáceos en general, así como evidentemente los grandes simios. Muchos de ellos pueden resolver problemas prácticos y dan respuestas que sólo una mente “inteligente” puede enunciar. La solución de problemas, incluso matemáticos, se puede lograr en ellos con el debido entrenamiento. Pareciera que la diferencia entre hombres y animales, en cuanto al conocimiento, disminuyera. [17] El problema que filosóficamente se plantea es en primer lugar: si hay diferencia entre la inteligencia del hombre y la de los animales. Y si ésta es sólo de acumulación social de hábitos de aprendizaje. En segundo lugar: si el ser humano posee un elemento diferenciador de naturaleza no material que ha permitido el desarrollo de la cultura, las obras, la técnica etc. que determina la “socioesfera fabrística” [18] entre animales y humanos. En tercer lugar: si el elemento determinante en el ser humano es de otro orden diferente al material: ¿por qué sólo él? Y si ese orden implica lo que llamamos: inmortalidad.

¿Hay diferencia entre la inteligencia del hombre y de los animales? En principio si. Por varias razones. Primera: la misma que puede haber entre las diferentes especias. Segunda: por el mismo desarrollo “socio esférico” la diferencia es indudable. Tercero: aunque el proceso evolutivo físico entre los primates ha sido paralelo, en un momento dado del tiempo “algo” hizo que el ser humano se disparara a una velocidad cada vez mayor, hacia más altas cotas de conocimiento y se convirtiera en la especie que puede “trans-formar” la materia de acuerdo a su requerimiento, fantasías o necesidades. Esto es lo que hay que analizar para tratar de encontrar al menos algunos elementos que permitieron o permitirían ese cambio. Partamos de lo que es común, a ver si encontramos lo que es diferente. El universo material es el mismo para todos. Los elementos constitutivos de la naturaleza viviente, los átomos y moléculas, son las mismas. Los elementos, materiales de la tabla periódica, para la formación de la vida son los mismos. El elemento (ADN) que construye la vida es el mismo. Pero el orden del ADN en cuento a los aminoácidos que lo integran es diferente en cada especie y también hay variaciones en cada individuo, aunque esto último se percibe más a nivel de genes que de ADN. Luego la primera diferencia importante está: EN EL ORDEN DE LOS AMINOACIDOS EN LA FORMACIÓN DEL ADN. Hay que darse cuenta que cuando se habla de los "mismos" se entiende en el sentido de la forma igualitaria que la materia tiene en cuanto a la estructura formal.
 _______________________________________________
[17] Se pueden ver los trabajos de: Rob Shumaker con los orangutanes. De Irene Peppeberg con los papagayos etc.
[18] Las “creaciones” humanas en todas las esferas del conocimiento y la técnica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario