ADVERTENCIA


Si se quieren ver todos los capítulos, basta con pulsar en el archivo año 2009, allí aparece "octubre" y en ese mes están casi todos los capítulos anteriores. Los otros primeros ocho se encuentran en el 2010.

TODAS LAS FOTOS DE ESTE BLOG SON PROPIEDAD DE JORGE EDUARDO LASTRA NEDWETZKI. NO SE INCLUYEN LAS REPRESENTACIONES DE FILÓSOFOS NI LA DE LA CRUZ AL COMIENZO, EN EL LADO IZQUIERDO DEL BLOG.

Normalmente cuando se introduce en el blog un capítulo nuevo, se pone y deja en primera línea durante unos días, luego se sitúa en el lugar que le corresponde de acuerdo a su numeración.


Para quienes buscan: El desarrollo del pueblo de Dios (Israel). Está en el blog Pateremon 4, entrada 17.


INTRODUCCIÓN



EL libro: "CONOCER Y SER" (002.00) fue comenzado a escribir el día 18 de Marzo de 2008. Es una especie de resumen de todas las experiencias filosóficas con las cuales he tenido contacto, tanto en los estudios formales como en las “meditaciones” que las enseñanzas de la vida y la naturaleza me permitieron “seguir”. Ha sido un largo camino, donde no han estado ausentes: las alegrías, el sufrimiento, la contemplación de realidades y hechos hostiles, así como la caridad y el amor de muchos seres que cruzaron por mis senderos y pisaron los caminos por donde iba. Se juntaron muchas cosas: pensamientos, palabras, rebeliones, cantos, lágrimas y algunos “amores” para poder distinguir los trazos de aquello que puede llamarse “filosofar” o formas de interpretar el conocer de mí mismo y de lo que me rodea. Pero, al fin, la síntesis se dio y he aquí, aquello que puedo recordar.


El libro: "SOBRE LA VERDAD" (003.00) empezó a ser escrito el día 22 de Agosto de 2014, en Salvaterra de miño, donde resido desde el 26 de noviembre de 2013.

Es una profundización sobre la verdad que se sustenta en en la Question 16 de la primera parte de la "Suma Teológica" de Sto Tomás de Aquino que tiene por título esa misma expresión: "Sobre la Verdad". La cual se divide en los siguientes artículos:

Questión 16 "Sobre la verdad"




002.52 LOS SERES ESPIRITUALES






Capítulo 4

Los seres espirituales


Lo inmortal es lo que no se descompone en sus partes y como todos los seres materiales vivientes están compuestos de partes: mueren. La muerte no es necesaria, es consecuencia de la materialidad de las formas, pero cuando no hay materia no puede haber “muerte” ya que la esencia de esos seres no tiene partes. Los seres espirituales tienen una dimensión de ser distinta  a la que conocemos, por eso hacemos imágenes de seres “angélicos” con alas y figura humana, las alas simbolizan el vuelo ya que esos seres no se mueven como nosotros ni son proclives a la gravedad. Lo seres que llamamos: “Ángeles” del griego “angelos” (enviado, mensajero), representan la figura, a nivel humano, de seres de otra dimensión que viven y actúan en el ámbito humano, pero también están continuamente en la presencia de Dios o son sus “enemigos”. Estas representaciones son, como todas las fantasías humanas, producto del desconocimiento que tenemos de esas realidades transcendentes a lo material. La forma, manera, poder y dimensión de eses seres no podemos ni imaginarla, sólo podemos especular sobre su realidad y su poder a través de las escrituras cristianas y muchas de otras religiones. Por la Biblia conocemos el nombre de tres Ángeles: Miguel, quien lucha y echa a los ángeles rebeldes del cielo. Rafael quien conduce a Tobías hasta la casa de su pariente en Nínive y expulsa al demonio que tenía su hija, la cual deviene la esposa de Tobías y cura de la ceguera a Tobías padre; y Gabriel, quien anunció a la Virgen su maternidad divina.  Estos tres Ángeles son una ínfima parte de todos los seres de su dimensión que han sido creados. En el Evangelio, Jesús, afirma que: “Sus ángeles ven continuamente el rostro de mi Padre”. Mateo 18,10; y cuando recrimina a Pedro por sacar su espada y herir a uno de los que lo venían a prender, le dice: “¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que Él no me daría más de doce legiones de ángeles?" Mt. 26,51-54; Tambien San Pablo hace referencia a unas categorias de  ángeles cuando dice: "...elevándolo (a Cristo) por encima de todo Principado, Potestad, Poder y Dominación, y de cualquier otra dignidad que pueda mencionarse tanto en este mundo como en el futuro". (Ef 1-21)
El evangelio y la Biblia en general hacen múltiples referencias a la existencia de los ángeles; pero en términos racionales no hay una justificación suficiente, a no ser lo que se ha dicho anteriormente de la creación de seres espirituales por el Ser que ES (ver Capitulo 2). Ahora bien, lo racional es la manera como el ser humano conoce, pero no es la única forma de conocer, sino seriamos bien limitados y nos encasillaríamos en unos parámetros demasiado pequeños. Esto está tratado, con mayor profundidad, en la primera parte de este libro: El Conocer.

La característica fundamental de los seres angélicos es que están compuestos de energía pura, es decir sin partes constitutivas, pues sino morirían al desmembrase las partes. La energía que los forma, es una unidad de ser total en su limitación de potencialidad, pero siempre existente en su dimensión de ser. Tienen inteligencia, voluntad, deseos y libertad. Fueron creados de la nada y permanecen siendo porque el Ser que ES los mantiene en el ser. Su poder y características nos son desconocidas, pero sabemos que están alrededor de nosotros y a la vez contemplan la faz de Dios.

Como seres libres fueron probados y algunos no pasaron la prueba y se convirtieron en “enemigos” de Dios, éstos son los llamados demonios que están en lucha con el bien en cualquiera de sus formas y tratan de destruir la verdad, el bien, la alegría y todo lo bueno que posee la creación; pero su rebelión es inútil, pues al final serán vencidos y encerrados por la eternidad. Esto es la doctrina de la Iglesia y se ha mantenido por dos milenos.

Los ángeles que permanecieron fieles, están encargados de cuidar la creación y a sus creaturas especialmente a los seres humanos; cada uno de nosotros tiene, a su lado, un ángel que lo guía y cuida.
Todo lo dicho pertenece al campo de la fe o de las visiones y vivencias de los místicos, ya que la razón no puede entrar en estas dimensiones salvo en el razonamiento, ya expresado, de la creación de seres espirituales por el Ser que ES.



________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario