ADVERTENCIA


Si se quieren ver todos los capítulos, basta con pulsar en el archivo año 2009, allí aparece "octubre" y en ese mes están casi todos los capítulos anteriores. Los otros primeros ocho se encuentran en el 2010.

TODAS LAS FOTOS DE ESTE BLOG SON PROPIEDAD DE JORGE EDUARDO LASTRA NEDWETZKI. NO SE INCLUYEN LAS REPRESENTACIONES DE FILÓSOFOS NI LA DE LA CRUZ AL COMIENZO, EN EL LADO IZQUIERDO DEL BLOG.

Normalmente cuando se introduce en el blog un capítulo nuevo, se pone y deja en primera línea durante unos días, luego se sitúa en el lugar que le corresponde de acuerdo a su numeración.


Para quienes buscan: El desarrollo del pueblo de Dios (Israel). Está en el blog Pateremon 4, entrada 17.


INTRODUCCIÓN



EL libro: "CONOCER Y SER" (002.00) fue comenzado a escribir el día 18 de Marzo de 2008. Es una especie de resumen de todas las experiencias filosóficas con las cuales he tenido contacto, tanto en los estudios formales como en las “meditaciones” que las enseñanzas de la vida y la naturaleza me permitieron “seguir”. Ha sido un largo camino, donde no han estado ausentes: las alegrías, el sufrimiento, la contemplación de realidades y hechos hostiles, así como la caridad y el amor de muchos seres que cruzaron por mis senderos y pisaron los caminos por donde iba. Se juntaron muchas cosas: pensamientos, palabras, rebeliones, cantos, lágrimas y algunos “amores” para poder distinguir los trazos de aquello que puede llamarse “filosofar” o formas de interpretar el conocer de mí mismo y de lo que me rodea. Pero, al fin, la síntesis se dio y he aquí, aquello que puedo recordar.


El libro: "SOBRE LA VERDAD" (003.00) empezó a ser escrito el día 22 de Agosto de 2014, en Salvaterra de miño, donde resido desde el 26 de noviembre de 2013.

Es una profundización sobre la verdad que se sustenta en en la Question 16 de la primera parte de la "Suma Teológica" de Sto Tomás de Aquino que tiene por título esa misma expresión: "Sobre la Verdad". La cual se divide en los siguientes artículos:

Questión 16 "Sobre la verdad"




002.22 EL CONOCIMIENTO EMOCIONAL.





Las emociones son parte intrínseca del individuo, cada especie animal tiene sus características emocionales, aun que siempre, lo emocional, tiene algo de común en todas ellas. Las emociones son sentimientos derivados de lo sensorial y nacen de la aprehensión de la realidad circundante e interior, de cada individuo. Son respuestas del ente corporal ante lo inmediato, es decir: ante los sucesos que le acometen y acontecen en el transcurrir vital. Lo emocional no se piensa, se percibe y se reacciona; ya sea negándolo, o respondiendo de diferentes maneras.
Hay emociones negativas, positivas y ambiguas; existen seres para quienes la emoción es algo “no sentido”, pero son seres anormales. Entre las emociones negativas se pueden nombrar: el miedo, el odio, la angustia etc. pero todas están más o menos relacionadas; son “mecanismos” de defensa del sujeto, en función de sus circunstancias adversas. Las positivas: el amor, la alegría, la esperanza etc. se producen cuando el ente consigue o espera algo que le “llena” e induce a lograr más realización de ser. Las emociones ambiguas son más resultado de la indecisión sobre la consecuencia de una circunstancia que sobre la sensación misma. Es decir: el sujeto no percibe claramente cual será la reacción de “algo” con respecto a si mismo o a su grupo. Es derivado de una no experiencia en relación con la “actuación” de un ser o una cosa determinada. La emocionalidad ambigua cambia o desaparece al descubrirse la reacción del ser que la provoca o determinar la “sensación” con un sentimiento al respecto, aunque no siempre válido.
Las emociones juegan un papel primordial en los sujetos vivientes. A nivel de instintos, tienen una fuerza que domina al ente animal y le hace seguir sus dictados. Lo sexual, la violencia, el hambre, la sed etc. son instintos que provocan emociones de placer, rabia, satisfacción etc. y están enmarcados en el contesto de lo más inmediato, físicamente hablando.
Todo lo dicho anteriormente es de sobra sabido y está sucintamente y profusamente estudiado; pero lo más importante es percibir que los vivientes lo somos de una manera similar; ósea: la vida es “común”, no existen grandes diferencias entre los seres que viven. El estudio de la genética demuestra, en las cadenas de ADN, la similitud de la vida.
Las emociones son primarias y más o menos las mismas; unidad de propósito y fin en la realización de la creación; pero la emocionalidad también implica una manera de aprendizaje, ósea: es un tipo de conocimiento. Son conocimientos sensibles: inmediatos, repetitivos y acumulativos; el individuo los asume en la medida en que le van sucediendo los actos que los concitan. Son aprendizajes personales aunque pueden ser trasmitidos de manera social, pero no con la intensidad y fuerza del “encuentro” personal con el acto o actos que los provocan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario